La URJC en cifras

El gráfico de la evolución temporal de la Convocatoria del Ministerio de Ciencia e Innovación de Proyectos de Investigación Fundamental no Orientada nos muestra una evolución creciente en todos los aspectos desde el ejercicio 2002. En primer lugar se puede apreciar una evolución creciente en el número de solicitudes presentadas a dicha convocatoria, lo que demuestra el esfuerzo realizado por el PDI de la Universidad en presentarse a procesos de financiación competitiva de relevancia. Este dato adquiere una mayor importancia al observar que la tasa de éxito aumenta en la misma proporción que el número de solicitudes presentadas, lo que genera grandes expectativas para la Universidad si se continúa por esta senda de crecimiento en la presentación de propuestas.

En el gráfico correspondiente a la financiación también se aprecia una evolución muy positiva, observando un gran aumento en el ejercicio 2009, techo de financiación de la Universidad Rey Juan Carlos en esta convocatoria. Por el lado contrario, se observa un retroceso en la financiación percibida desde el ejercicio 2010, seguramente más achacable a la situación coyuntural general de la economía que a un retroceso en el esfuerzo investigador de la URJC.

Otro aspecto a destacar es el número de proyectos obtenidos en convocatorias competitivas y la cuantía de los fondos recaudados para financiar la investigación, constituyendo este dato uno de los indicadores más objetivos de la actividad y calidad de los investigadores de nuestra Universidad.

Durante 2012 se ha continuado promoviendo la contratación de personal en tareas de investigación, llegando a la cifra de 312 contratos de investigación vivos en la Universidad, lo que significa duplicar la cantidad que existía hace cuatro años. El desarrollo del Convenio I3, también ha permitido a la Universidad Rey Juan Carlos que en determinados campos científicos se pueda incrementar la dedicación a la investigación al descargarles de parte o toda la actividad docente. Asimismo se ha continuado aplicando la Exención Docente para la reducción parcial de las obligaciones docentes de los investigadores. El número de contratos FPI, financiados por el MICINN,  y FPU, financiados por el MCU, también revela un crecimiento constante durante estos últimos años, llegando al número de 27 contratos predoctorales vivos en el ejercicio 2012.

Por Administrador.

Descripción