« Volver a Noticias

19
ene.

La URJC participa en un consorcio sobre tecnologías fótonicas

 

Presentación SINFOTON, URJCCon el objetivo de abordar los retos sociales del programa europeo de investigación Horizonte 2020, el programa SINFOTON se plantea como un consorcio de grupos de investigación, financiado por la Comunidad de Madrid.

El 2015 ha sido proclamado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el Año Internacional de la Luz, un contexto excelente para que dé comienzo este proyecto, que pretende poner el acento en dar solución a problemas sociales que existen hoy en día.

La Universidad Rey Juan Carlos ha reunido a los más de 70 investigadores que integran SINFOTON (Sensores e Instrumentación en Tecnologías Fotónicas), para poner en común los objetivos que se han plateado en el proyecto, basados en desarrollar sistemas de instrumentación y sensores a partir de tecnologías fotónicas con una clara vocación de aplicación en diferentes sectores industriales. Para ello, también se pretende colaborar con empresas ubicadas en la Comunidad de Madrid.

Para abordar los retos sociales propuestos en Horizonte 2020, relacionados con la salud, la seguridad alimentaria, la energía, el transporte, el clima y la sociedad, se han planteado seis objetivos específicos en el proyecto. “El campo de aplicación es muy amplio y esperamos resolver muchas problemáticas sociales que existen actualmente”, señala Carmen Vázquez, coordinadora de SINFOTON e investigadora del Grupo de Displays y Aplicaciones Fotónicas (GDAF) de la Universidad Carlos III de Madrid. “Por nombrar algunos ejemplo, tenemos varios desafíos que tienen que ver con la medida de temperaturas extremas en procesos de mecanizado mediante fibras ópticas; la detección de agentes patógenos mediante tecnologías innovadora como el cristal líquido; la detección de contaminantes y gases causantes del efecto invernadero en la atmósfera, utilizando láseres de gran potencia; o el desarrollo de tecnologías fotónicas que ayuden a mejorar la calidad de vida de personas con alguna discapacidad visual”, añade.

El consorcio está compuesto por grupos de investigación cuatro universidades públicas (Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad de Alcalá y Universidad Rey Juan Carlos), un grupo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y tres laboratorios de la Red de Laboratorios de la Comunidad de Madrid.

El Grupo de Dispositivos Electrónicos y Fotónicos Orgánicos (DELFO) de la URJC lidera uno de los objetivos del consorcio, que pretende desarrollar diferentes dispositivos y sistemas basados en material orgánico. “Llevamos más de diez años trabajando en la línea de dispositivos optoelectrónicos orgánicos, como emisores OLED, células solares, y fotodetectores orgánicos”, según destaca Beatriz Romero, investigadora del grupo DELFO. “Las ventajas que tienen los componentes orgánicos es que pueden ser flexibles, pudiéndose integrar en tejidos textiles. El objetivo final es el desarrollo de un sistema de comunicación por luz visible, VLC, basado en componentes orgánicos. Estos sistemas, que aprovechan la iluminación ambiental para transmitir información se pueden utilizar en diferentes entornos como pueden ser hospitales, museos, etc., transmitiéndose la información desde la luminaria del edificio y recibiéndose en un fotodetector orgánico integrado en una prenda que lleve el usuario”, explica la investigadora de la URJC.

Por su parte, el Laboratorio de Diseño de Circuitos Digitales y Tecnología Electrónica (LABTEL) de la Universidad Rey Juan Carlos, que pertenece a Red de Laboratorios de la Comunidad de Madrid, dará soporte a las actividades del programa. El LABTEL ofrece diversos servicios, como fabricación de dispositivos electroluminiscentes orgánicos.

Por Irene Vega.

No hay ningun comentario aún.

Los comentarios para este artículo están cerrados.

Descripción